Trata de Personas: Esclavitud Moderna y Trabajo Decente

Aspectos destacados del webinar sobre la trata de personas – 23 de junio de 2021

La altísima demanda de productos muy baratos, la competencia internacional despiadada y la complejidad de las redes globales de subcontratistas vinculados a esta globalización sin frenos ni reglas han creado, como nunca antes en la historia, muchas oportunidades para que los delincuentes produzcan bienes y servicios con esclavos. Se señaló cómo educar a la demanda y alentar a los productores a controlar estrictamente sus cadenas de producción.

El webinar se centró en la demanda como causa fundamental de la trata de personas. La discusión se centró específicamente en el trabajo forzoso, la importancia del control de la cadena de suministro por parte de los productores y el papel de los consumidores. La trata de personas es un fenómeno complejo y grave que requiere una amplia cooperación entre los gobiernos y la sociedad civil, incluidas las organizaciones y comunidades religiosas. Todos debemos abordar la causa fundamental, que es una cultura de lucha por obtener el máximo beneficio, sin tener en cuenta la dignidad del ser humano, el trabajo decente y el medio ambiente. En la cultura actual del descarte, las mujeres, los hombres y los niños son vistos como una mercancía que se puede explotar libremente, eliminar y vender como objetos.

Casi todo lo que consumimos, desde la ropa hasta las baterías de nuestros teléfonos móviles y el pescado que comemos, tiene trabajo forzoso y explotación escondidos en algún lugar de su producción. Aproximadamente 45,8 millones de personas viven hoy en condiciones de esclavitud. Más de US 150 billones en ganancias son generadas anualmente por empresas que emplean la esclavitud y la explotación.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el trabajo decente[1] paga unos ingresos justos, garantiza una forma segura de empleo y condiciones de trabajo seguras, garantiza la igualdad de oportunidades y de trato para todos, incluye protección social para los trabajadores y sus familias, ofrece perspectivas de desarrollo personal y fomenta la integración social, y garantiza libertad a los trabajadores para expresar sus inquietudes y participar en los procesos de toma de decisiones que afectan sus vidas.

El trabajo decente y el crecimiento económico representan elementos integrales de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.[2] El trabajo infantil aumentó a 160 millones[3], el primer aumento en dos décadas. Durante la pandemia, 1.600 millones de trabajadores de la economía informal corren el riesgo de perder sus medios de vida. Las barreras al trabajo decente son la falta de educación, especialmente sobre los derechos de los trabajadores, una cultura de acción colectiva débil y la falta de poder de negociación, el riesgo de relaciones de deuda y el riesgo de movimientos controlados.

En medio de las oscuras realidades, vemos destellos de esperanza. Un nuevo sistema regulatorio de los gobiernos incluye la creación de una empresa monopolista público-privada como comprador. Las agencias multilaterales (OCDE, OIT, UNICEF) están más involucradas en la consulta con las comunidades locales. La sociedad civil tiene más activismo, procesos de consulta de abajo hacia arriba (desde las bases) y más intentos de formalización con el apoyo de las INDH[4]  y las ONG. Las empresas están involucradas en iniciativas de múltiples partes interesadas. Y las organizaciones locales se involucran en la transferencia de conocimientos, experimentando con nuevas formas de cooperativas de empresas sociales.

Andrzej Owca, CSSp – VIVAT Internacional, Ginebra

____________________________

[1]  https://www.ilo.org/global/topics/decent-work/lang–en/index.htm

[2]  Cf. target 8.3 and 8.7 – https://www.globalgoals.org/8-decent-work-and-economic-growth

[3]  The ILO and UNICEF warn that 9 million additional children are at risk as a result of COVID-19 pandemic

[4]  National Human Rights Institutions

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.