Filipinas: Un Baile para la Madre Tierra

Los Misioneros del Verbo Divino en la Provincia Central de Filipinas, bajo la dirección del P. Jerome Márquez, SVD, ha atendido el llamado de Laudato Si. Los líderes movilizaron a toda la Provincia Central SVD, cada parroquia, escuela y oficina para que más jóvenes se unan al proyecto de reforestación de bambú y patrocinen la plantación de un bambú cada uno. Cada uno de los 168 cohermanos de la Provincia Central SVD ha sido animado a contribuir con P 1,000 para financiar un cultivo de plantines de bambú en la Cuenca de Marikina para luego plantar y nutrir los plantines durante 5 años hasta que sea viable y estén listos para la cosecha.

El Secretariado de Justicia, Paz e Integridad de la Creación, a cargo del P. Flavie Villanueva, SVD, recaudó fondos para patrocinar 1,000 plantines de bambú que se plantarán en la Cuenca Marikina. Los maestros, estudiantes y personal de la Escuela Católica St. Jude, bajo la dirección del P. Emil Lim, SVD, se comprometió a patrocinar 5.000 plantas de bambú durante 5 años, y ahora se encuentra en su tercer año. El distrito SVD de Manila también contribuyó al proyecto de reforestación de bambú en asociación con Mga Anak ni Inang Daigdig (MAID). JPIC envió ayuda financiera y artículos de socorro para reconstruir hogares, ya que la serie de tifones que azotaron Filipinas también arrasó con los viveros de plantines y destruyó los hogares de las personas que se asociaron con MAID para plantar y cultivar plantines de bambú en la cuenca de Marikina.

La Diócesis de Cubao, a cargo del Reverendísimo Honesto Ongtioco, DD, y los párrocos de 47 parroquias también han decidido en conjunto unirse al proyecto de reforestación de bambú. Parroquia-Santuario del Sagrado Corazón, con el P. Randolf Flores, SVD como párroco, motivará y movilizará a 400 jóvenes para que se unan a los 200.000 jóvenes católicos que patrocinarán una plantita de bambú cada uno en la Cuenca de Marikina. La Diócesis de Novaliches, bajo el Mons. Antonio Tobias, DD, y los párrocos de 72 parroquias han votado unánimemente para unirse al proyecto de reforestación y la Diócesis de Antipolo bajo el Mons. Francis de León y el clero que sirve en 74 parroquias. La Arquidiócesis de Manila y las diócesis de Caloocan, Pasig y Paranaque expresaron su voluntad de unirse al proyecto como respuesta al llamado del Papa Francisco a escuchar el clamor de la tierra y los pobres.

Mga Anak ni Inang Daigdig es el grupo de artistas escénicos de Smokey Mountain, una vez un vasto vertedero de basura en el corazón de Manila, ahora la Parroquia de Cristo Resucitado, dirigida por los Misioneros del Verbo Divino. Utilizando creativamente los bailes y rituales de los pueblos indígenas de Filipinas, los jóvenes bailarines se esfuerzan por crear conciencia sobre el peligro de la degradación ambiental y los nefastos efectos de la crisis climática. Han sido designados Embajadores para la Paz y el Medio Ambiente por la Conferencia de Obispos Católicos de Filipinas. Han realizado giras de conciertos ambientales en todo el mundo, haciendo un llamado a todos, a través de los bailes y rituales de los pueblos indígenas de Filipinas, para ayudar a salvar a la Madre Tierra.

Como respuesta concreta al llamado de Laudato Si, los jóvenes bailarines han asumido la responsabilidad de reforestar 1.600 hectáreas en la Cuenca de Marikina que les fue otorgada en un convenio de rectoría de la Consejería de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Incluye las riberas del sistema fluvial de la provincia de Rizal. Los jóvenes de Smokey Mountain están plantando plántulas de bambú en la cuenca de donde la gente de Metro Manila obtiene su agua potable. El proyecto de reforestación de bambú también evitará la erosión y las inundaciones en las tierras bajas y la sedimentación en Laguna Lake. Según la investigación, los bambúes pueden absorber más carbono de la atmósfera que los árboles y ayudar a mitigar los terribles efectos del cambio climático. También es renovable: mientras que los árboles se pueden cosechar solo una vez, el bambú se puede cosechar con regularidad durante mucho tiempo y utilizarse para producir artesanías, muebles y otras necesidades de construcción de viviendas. Sus brotes se pueden comer y las hojas se pueden triturar para alimentar a los animales de granja.

Mga Anak ni Inang Daigdig también planea producir palos de barbacoa y palillos de bambú, incluidas briquetas de carbón de bambú. El humo de la producción de carbón vegetal se condensará para hacer fertilizante orgánico líquido. También se está planificando el procesamiento de brotes de bambú. Se ha iniciado la producción de diferentes tipos de hongos para ampliar la dimensión socioeconómica del proyecto de reforestación de bambú. Ya se están investigando productos de belleza a base de bambú, incluidos jabones de belleza, cremas faciales, barras de labios sin productos químicos tóxicos y carcinógenos.

Ya se están preparando planes para incubar proyectos de medios de vida basados ​​en el bambú, lo que dará lugar a plantas de procesamiento de brotes de bambú. También hay planes para establecer fábricas de muebles de bambú y materiales de construcción, como pisos de parquet y madera contrachapada de bambú para paredes y techos, incluidos postes, puertas y ventanas de bambú. El procesamiento y curado eficiente del bambú para evitar la pudrición y las termitas también se estudian para mejorar las prácticas actuales. Mga Anak ni Inang Daigdig planea liderar un movimiento para tener plantaciones de bambú a gran escala que promuevan la biodiversidad y establezcan industrias de bambú a gran escala frente a la crisis climática y la degradación de los recursos.

Los Dumagat son los pueblos indígenas que han estado viviendo en el área de la cuenca desde tiempos inmemoriales, viviendo de la agricultura de subsistencia y la fabricación de carbón vegetal a partir de los árboles que han cortado. Se han asociado con Mga Anak ni Inang Daigdig para nutrir los plantines que los bailarines han plantado hasta que sean viables en cuatro o cinco años

Los Dumagat limpiarán el área con regularidad para evitar que el fuego queme los plantines. Regarán los plantines, especialmente durante los largos meses de verano, y verán que los animales no se las coman. También reemplazarán las plantas que murieron por otras nuevas. Cuesta $ 5 o P250 plantar y nutrir una plantita de bambú; se necesitarán cinco años para que una plántula de bambú sea viable y sobreviva por sí sola.

La Pastoral de la Juventud de la Parroquia de San Bruno de la Arquidiócesis de San Francisco, California, también recaudó P250,000 para apoyar el proyecto de reforestación de bambú y apoyó a Mga Anak ni Inang Daigdig durante la gira de conciertos ambientales en los Estados Unidos en 2013. Jóvenes de la Diócesis de Eichstaett en Alemania también patrocinaron la plantación de 3.000 plantas de bambú con los fondos que recaudaron durante una competencia divertida en su escuela.

Las empresas también se han movilizado para ayudar en el proyecto de reforestación. La Jollibee Group Foundation patrocinó 4.000 plantines para plantar 10 hectáreas de tierra en la cuenca de Marikina. Marcventures, una empresa minera de níquel, donó P150.000 para la compra de 3.500 plantines de bambú que se han plantado desde entonces. InfiniVAN, una empresa de tecnología de la información, también adoptó una hectárea y sus empleados plantaron 400 plantines de bambú en las áreas designadas. La Liga de Mujeres Católicas (CWL) y las Hijas de María Inmaculada (DMI) también compraron plantitas de bambú y fueron a la Cuenca Marikina para plantarlas ellas mismas.

Los jóvenes artistas de Mga Anak ni Inang Daigdig quisieran invitar a todos a compartir sus sueños de una Madre Tierra limpia y hermosa, con justicia y paz para todos. Los Misioneros del Verbo Divino han brindado todo su apoyo a los artistas escénicos de Smokey Mountain y a otros jóvenes dispuestos a ayudar a asegurar el futuro sostenible de las generaciones futuras.

Benigno P. Beltran SVD[1] – Philippines

______________________________

[1] Benigno Beltran SVD, miembro de los Misioneros del Verbo Divino, presidente y director general de Mga Anak ni Inang Daigdig (Hijos de la Madre Tierra). Su dirección de correo electrónico: beltransvd@yahoo.com; FB página web: https://www.facebook.com/sustainabilityph/

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.