Romper el ciclo de la pobreza y el hambre

Por Paul Rahmat SVD

La pobreza y el hambre son enormes desafíos para la humanidad en nuestro tiempo. En 2015, 1.300 millones de personas han experimentado la pobreza multidimensional, y 736 millones viven en la pobreza extrema. La pandemia de Covid-19 ha empeorado la situación, colocando a más de 150 millones de personas en una nueva pobreza.

Para abordar esta cuestión, el Comité de ONG para el Desarrollo Social (CSocD) organizó un seminario web en línea el 7 de julio de 2021. En él se destacó el tema: “Romper el ciclo de la pobreza y el hambre: Nuestro cometido”. El evento paralelo que copatrocinó VIVAT International se organizó para alinearse con el Foro Político de Alto Nivel 2021 de las Naciones Unidas (HLPF). El seminario web en línea tenía como objetivo observar el tema prioritario del HLPF 2021 sobre el desarrollo sostenible y la recuperación de la pandemia junto con el tema de la CSocD 2022 centrado en las cuestiones de la pobreza y el hambre.

Compartir experiencias de base

El seminario web ofreció un espacio para compartir experiencias de base y un diálogo político sobre la lucha contra la pobreza y el hambre a escala mundial. Tres ponentes de base de Ecuador, Kenia y Filipinas compartieron sus historias y buenas prácticas en la erradicación de la pobreza y el hambre.  Recomendado por VIVAT International, el P. Benigno Beltrán SVD, Presidente y CEO del Centro de Aprendizaje Sandiawaan, fue invitado a hablar en el seminario internacional.

El P. Ben Beltran fue uno de los defensores de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en 2010 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Filipinas. En su presentación, adoptó un enfoque holístico para abordar tres aspectos de los objetivos de desarrollo sostenible: el medio ambiente, la educación y la economía.

Para abordar estas tres áreas, propuso un proyecto ambicioso pero visible de plantar 1.000 millones de bambúes para 2030. La reforestación de bambúes es una opción inteligente para mitigar la crisis climática. El bambú es adecuado para absorber un 35% más de dióxido de carbono (CO2) que los árboles comunes. Una hectárea de bambú absorbe anualmente 12 toneladas de CO2. El bambú también ayuda a prevenir la erosión y las inundaciones debidas a los efectos devastadores del cambio climático. Una hectárea de un grupo de bambú absorbe 30.000 litros de agua al año.

La industria del bambú también crea puestos de trabajo. Ben Beltrán y su equipo conectan a un millón de agricultores ecológicos con comunidades urbanas pobres a través de la plataforma de comercio electrónico de Agro. Su organización ofrece una oportunidad de aprendizaje en línea a 10 millones de personas que han abandonado la escuela a través de habilidades de alfabetización laboral y digital y formación empresarial. La diversidad de impactos de estas iniciativas puede abordar los problemas de la pobreza y el hambre de forma holística y sostenible.

Los otros dos ponentes destacaron sus iniciativas locales de lucha contra la pobreza y el hambre a través de los proyectos de Agricultura Ecológica y Huertos Verticales. Nelly Mariana Soto Guanolusia, de Ecuador, integra su trabajo en favor de los niños de la calle. Su organización “Fundación Proyecto Salesiano” forma y apoya a las madres de los niños de la calle en la agricultura orgánica. La comunidad funciona como una granja cooperativa. La venta de sus productos en los mercados locales les proporciona un buen rendimiento por su esfuerzo, y esto les ha ayudado a salir de la pobreza y el hambre. El empoderamiento de las mujeres y la integración de la rehabilitación de los niños en el proyecto son otros elementos importantes de la iniciativa.

Wavinya Nzioka, una campeona de los ODS del condado rural de Makueni, en Kenia, compartió su proyecto “Huerto vertical” para combatir el hambre y la malnutrición. Se ha fijado el objetivo de llegar a 15.000 hogares con este innovador método de cultivo. Pidió al gobierno de Kenia que aumente la asignación presupuestaria para la agricultura, incorpore sus esfuerzos y amplíe el proyecto. También recomendó que se facilite a las mujeres, especialmente a las discapacitadas, el acceso a los préstamos para sus proyectos de subsistencia.

Diálogo político

La segunda parte del seminario web fue “nuestras peticiones”: un diálogo sobre política global entre los ponentes de base y las agencias de la ONU. Para ello, Nelly pidió ayuda financiera para ampliar el programa y llegar al mayor número posible de familias, así como asistencia técnica en agricultura y programación.

Asimismo, Wavinya pidió al gobierno keniano que aumentara la dotación presupuestaria destinada a la agricultura para que el proyecto pudiera ampliarse y tener un impacto más significativo. Además, reconoció la importancia de apoyar políticas agrícolas innovadoras para hacerlas más accesibles. Por último, Ben Beltrán pidió que se reconozca el papel fundamental que desempeña la tecnología para garantizar que los enfoques innovadores lleguen a la gente a través de plataformas de comercio electrónico y aplicaciones para gestionar y ayudar en la agricultura. Propuso hacer más accesibles la educación y la formación profesional.

Dos oradores de las agencias de la ONU, la FAO y el PNUD, estuvieron presentes para responder a estas peticiones. Subrayaron especialmente la necesidad de un marco político sólido, la colaboración y la importancia de la disponibilidad de datos y de la tecnología para apoyar las políticas. Gunter Hemrich, asesor principal de la FAO, destacó la importancia de la asociación y la cooperación desde una perspectiva global. También hizo hincapié en la necesidad de contar con un mejor marco político para apoyar la innovación. Por su parte, Augustine Bahemuka, especialista técnico del PNUD, sugirió contar con marcos políticos sólidos que ayuden a las comunidades más vulnerables en primera línea con un enfoque holístico. Además, planteó cuestiones sobre la disponibilidad de datos que informen la política y la accesibilidad del uso de la tecnología para apoyar acciones innovadoras para hacer frente a la pobreza y el hambre.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.