COP26: Mantener vivo el objetivo de 1,5°C

Por Paul Rahmat SVD

La 26ª Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático de la ONU (COP26) se celebró en Glasgow (Escocia) del 31 de octubre al 13 de noviembre de 2021. El gobierno del Reino Unido acogió la conferencia sobre el clima en colaboración con Italia. La conferencia sobre el clima tiene como objetivo asegurar un nivel global cero para mediados de siglo, mantener 1,5 grados a su alcance y adaptarse para proteger a las comunidades y los hábitats naturales afectados por el cambio climático. También propone movilizar al menos 100.000 millones de dólares de financiación climática al año de aquí a 2020 y acelerar la acción para hacer frente a la crisis climática mediante la colaboración entre gobiernos, empresas y sociedad civil.

Cumbre de Líderes Mundiales

La Cumbre de Líderes Mundiales sobre el Cambio Climático se celebró los días 1 y 2 de noviembre. El Presidente de la COP26, Alok Sharma, dijo en la apertura de la Cumbre de Líderes Mundiales “La ciencia es clara en cuanto a que la ventana de tiempo que tenemos para mantener vivo el objetivo del 1,5℃ y evitar los peores efectos del cambio climático se está cerrando rápidamente. Pero con voluntad política y compromiso, podemos, y debemos, conseguir un resultado en Glasgow del que el mundo pueda estar orgulloso. ”

El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, envió un contundente mensaje a la comunidad internacional al pronunciar el discurso de apertura de la Cumbre de Líderes Mundiales. “Estamos cavando nuestra propia tumba”, dijo, refiriéndose a la adicción a los combustibles fósiles que amenazan con llevar a la humanidad y al planeta, al borde del precipicio, por el aumento de la temperatura global. “Es hora de decir: basta”, añadió. “Basta de embrutecer la biodiversidad. Basta de matarnos con el carbono. Basta de tratar la naturaleza como un retrete. Basta de quemar, perforar y minar a mayor profundidad”. “El clima cambia rápidamente, desde el deshielo de los glaciares hasta los incesantes fenómenos meteorológicos extremos como inundaciones, ciclones, huracanes, sequías e incendios forestales. Los científicos del IPCC predicen que el calentamiento global está entrando en una fase de “puntos de inflexión en el sistema climático de la Tierra”. ”

Dos jóvenes activistas de Kenia y el Amazonas pronunciaron un discurso inspirador. Piden a los líderes mundiales que actúen con valentía. “Todos juntos tenéis el poder de ser mejores, de recordar que en vuestras palabras tenéis las armas que pueden salvarnos o vendernos. No necesitan mi dolor o mis lágrimas para acabar con la crisis. No somos sólo víctimas de esta crisis; somos agentes resilientes de la esperanza. No nos estamos ahogando y estamos luchando. ”

En representación de los pequeños Estados insulares, la Primera Ministra de Barbados, Mia Mottley, pronunció un emotivo discurso en el que abogó por actuar con valentía en interés de la población. “Debemos actuar en interés de todo nuestro pueblo”, dijo. “Si no lo hacemos, permitiremos que el camino de la codicia y el egoísmo siembre las semillas de nuestra destrucción común”. “Imploró a los líderes mundiales que se esfuercen por mantener la temperatura global en 1,5 grados centígrados. “1,5 es lo que necesitamos para sobrevivir”, dijo. Dos grados significarían “una sentencia de muerte” para millones de personas en países insulares vulnerables, como la República Dominicana, Samoa y Barbados.

Cuestiones temáticas

Durante la COP, las partes y otras partes interesadas debatieron diversos temas relacionados con el clima: desde la energía, las finanzas y la naturaleza hasta la adaptación, las pérdidas y los daños. La participación de los jóvenes, los pueblos indígenas y las mujeres es fundamental en la agenda de la COP26.

Desde el comienzo de la COP26, la gente ha puesto el grito en el cielo contra los combustibles fósiles como importantes contribuyentes al cambio climático. El carbón, el gas y el petróleo han aportado el 65% del dióxido de carbono en la atmósfera. Cientos de miles de personas de todo el mundo se manifestaron a favor del clima, incluyendo sociedades civiles, pueblos indígenas y jóvenes. Repitieron los llamamientos a frenar la dependencia de los combustibles fósiles y a avanzar rápidamente hacia el fin de su uso. Las voces de la gente en las calles han resonado en la sala de conferencias de la Zona Azul. El día de la energía, el Presidente de la COP26, Alok Sharma, hizo un gran anuncio sobre la nueva Transición Energética Global Limpia. Se trata de un compromiso para acabar con las inversiones en carbón, aumentar la energía limpia, realizar una transición justa y eliminar el carbón para 2030. Una veintena de países, entre ellos Estados Unidos y Canadá, firmaron para dejar de gastar el dinero de los impuestos en apoyar proyectos internacionales de combustibles fósiles e invertir 18.000 millones de dólares al año en energías renovables.

La naturaleza es uno de los medios más eficaces para combatir el cambio climático. En el segundo día de la Cumbre de Líderes Mundiales, los jefes de Estado y los actores del sector privado se comprometieron a luchar contra el cambio climático restaurando los bosques del planeta.  Al menos 141 países, que representan el 85% de los bosques del planeta, han firmado la Declaración de los Líderes de Glasgow sobre los Bosques y el Uso de la Tierra de la COP26, comprometiéndose a detener e invertir la deforestación para 2030.

A través de la declaración, los líderes prometen reforzar sus esfuerzos comunes para conservar los bosques y otros ecosistemas terrestres y acelerar su restauración, así como facilitar las políticas de comercio y desarrollo sostenibles, tanto a nivel internacional como nacional. También se comprometen a capacitar a las comunidades locales, incluidos los pueblos indígenas, que a menudo se ven afectados negativamente por la explotación y la degradación de los bosques.

La financiación es una de las claves del compromiso de salvar los bosques y las tierras.  En la última década, se destinaron 40 veces más fondos a prácticas destructivas de uso de la tierra que a la protección de los bosques, la conservación y la agricultura sostenible. En Glasgow, los líderes mundiales y los sectores privados adoptan medidas importantes para restaurar el uso de los bosques y las tierras. Entre los principales compromisos, más de 30 instituciones financieras que cubren más de 8,7 billones de dólares de activos mundiales firmaron compromisos para pasar de una inversión de una cadena de suministro de productos agrícolas de alto riesgo de deforestación a una producción sostenible.  Unos 28 países, que representan el 75% del comercio mundial de productos críticos que amenazan a los bosques, como el aceite de palma y el cacao, se han comprometido a llevar a cabo una serie de acciones para conseguir un comercio sostenible. Más de diez países se comprometieron a salvar los bosques de la cuenca del Congo aportando más de 12.000 millones de dólares a través de la iniciativa Congo Basin Pledge

La COP26 también ha conseguido movilizar la financiación pública y privada para la acción climática. En Glasgow, las partes y las instituciones financieras se han comprometido a alinear 130 billones de dólares con el objetivo climático establecido en el Acuerdo de París, incluida la limitación del calentamiento global a 1,5 grados Celsius.

Pérdidas y daños

Inundaciones masivas, incendios forestales devastadores y aumento del nivel del mar son realidades a las que ya se enfrentan muchos países. Las voces del frente del cambio climático y sus impactos fueron el centro de atención en la segunda semana de la COP26 cuando las partes discutieron la adaptación, las pérdidas y los daños.

El término “pérdidas y daños” se utiliza en el proceso de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) para referirse a los daños causados por el cambio climático de origen humano. En consonancia con los Pequeños Estados Insulares y el Grupo de Países Menos Adelantados, los países vulnerables y en vías de desarrollo han instado a los países desarrollados a pagar las indemnizaciones por pérdidas y daños causados por los impactos del cambio climático.  Sin embargo, los países desarrollados se han resistido durante años, desde el Acuerdo de París, a debatir la cuestión adecuadamente.

En 2015, cuando los Estados miembros firmaron el Acuerdo de París, los países desarrollados prometieron aportar 100.000 millones de dólares al año para las iniciativas de financiación climática de los países en desarrollo.  En Glasgow, el compromiso se retrasó y se esperó hasta 2023. Para los pequeños Estados insulares, como las Islas Marshall, Fiyi y Tuvalu, cuyas islas ya han desaparecido debido a la subida del mar, las pérdidas y los daños son una cuestión de vida o muerte. Pidieron urgentemente a las naciones desarrolladas que cumplieran su promesa sobre la financiación del clima.

Pacto Climático de Glasgow

La COP26 finalizó el 13 de noviembre de 2021, tras prolongar las negociaciones sobre el clima un día más. Las preguntas son: ¿qué ha conseguido la COP26 tras dos semanas de complicadas negociaciones? ¿Qué ha hecho la COP26 para mantener 1,5 grados centígrados? En Glasgow, el mundo se reunió para finalizar el Acuerdo de París para el planeta y las personas. Los países presentes en la COP26 aumentaron su ambición y adoptaron medidas climáticas reales. La COP26 concluyó con la adopción por parte de casi 200 países del documento final, el PACTO CLIMÁTICO DE GLASGOW (https://unfccc.int/sites/default/files/resource/cma2021_L16_adv.pdf).

Los logros significativos de la COP26, entre otros, son que más del 90% de las emisiones mundiales están ahora cubiertas por compromisos netos cero. Las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (CDN) cubren ahora el 80% de las emisiones mundiales. En la COP26, los países acordaron el Pacto Climático de Glasgow. Se comprometen a actuar realmente reduciendo las emisiones de metano en un 30% para 2030, eliminando el carbón más rápidamente, acelerando el cambio a los vehículos eléctricos y acabando con la deforestación. En la COP26, los países aceleraron los avances para cerrar la brecha de emisiones y se comprometieron a volver para hacer más por nuestro planeta.

“La COP26 se cierra con un acuerdo de compromiso sobre el clima, pero no es suficiente”, dice el Secretario General Antonio Guterres. Si todos los gobiernos cumplieran sus objetivos para 2030, tendríamos 2,4˚C de calentamiento en 2100. Todavía hay una brecha entre el objetivo exigido por el Acuerdo de París de 1,5 grados Celsius y el objetivo para 2030, que es de 2,4 grados Celsius. Según el informe del IPCC publicado en agosto de 2021, el estado actual de la temperatura global es de 1,1 grados Celsius. Pero ahora mismo, las políticas actuales de cambio climático nos sitúan en 2,7 grados Celsius. La COP26 se planteó un objetivo de 2,4 grados Celsius para 2030 si todos los países y gobiernos cumplen sus promesas. Queda una gran pregunta: ¿se comprometen todos los líderes mundiales a cumplir su palabra en Glasgow?

Participación de VIVAT en la COP26

En Glasgow, VIVAT International participó por primera vez en la Conferencia de las Partes de la ONU sobre el Clima (COP) como organización observadora. Gracias a Helen Sadhana y Robert Mirsel por su arduo trabajo en la presentación de una solicitud a la secretaría de la CMNUCC para tener un estatus de observador.  Tres delegados de VIVAT estuvieron presentes en Glasgow durante la COP26. Son Alberto Parise MCCJ (Italia), Ida Haurand SSpS (Alemania) y Liam Dunne SVD (Irlanda). Ellos enviaron regularmente un mensaje de video haciendo un informe de primera mano de la COP26 desde Glasgow. Su información se subió a las cuentas de FB y Twitter de VIVAT como parte de la campaña de medios sociales para la COP26, vinculada a las cuentas de las congregaciones.

Además de la participación en los medios sociales, la Oficina de VIVAT en Nueva York organizó un seminario web en línea el 5 de noviembre de 2021, con el tema: Escuchar el grito de la Tierra, Iniciativas locales para abordar el cambio climático. Los miembros de VIVAT de Filipinas, Indonesia, Ghana, Brasil y Alemania fueron invitados a ser panelistas. Compartieron historias e iniciativas para responder al cambio climático en relación con la reforestación, la agricultura ecológica, las energías renovables, la defensa de la minería, los residuos plásticos y las inversiones éticas.

Hacer frente al cambio climático es un reto enorme y una responsabilidad moral imperativa en nuestro tiempo. La COP26 de Glasgow se ha esforzado por mantener 1,5 grados para que los seres humanos y las vidas existentes puedan sobrevivir en las próximas décadas. Se pueden hacer muchas cosas en concreto: plantar árboles, utilizar energías renovables, reciclar los residuos plásticos, consumir aceite de cocina ecológico y alimentos sostenibles, elegir transportes y viajes inteligentes y sostenibles, etc.

El cambio climático inducido por las actividades humanas no es sólo una cuestión política y financiera, sino una cuestión de estilo de vida. Por ello, los científicos del IPCC sugieren que para mantener la temperatura global en 1,5 grados, la gente también debe llevar un estilo de vida de 1,5 grados centígrados.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.