Historia de supervivencia y conversión religiosa de Santa Josefina Bakhita

Elizabeth Palmer, Asociada de Justicia, CSC

El 8 de febrero de 2023, en la fiesta de Santa Josefina Bakhita, las Hermanas de la Santa Cruz de todo el mundo educaron a sus comunidades locales sobre la explotación de seres humanos a través de la trata. La poderosa historia de supervivencia y conversión en la fe de Santa Josefina inspira el diálogo sobre las injusticias económicas y sociales que engendran la trata de seres humanos.

En un aula de Uganda, las Hermanas de la Santa Cruz educaron a los alumnos sobre la patrona de las víctimas de la trata y compartieron historias de su ministerio y su labor de divulgación. Dos supervivientes, a quienes las hermanas han acompañado, se unieron a la clase para compartir sus experiencias de coacción y trata. Una de las hermanas reflexionó sobre la experiencia y dijo: “Al compartir con los supervivientes, los estudiantes se dieron cuenta de que la trata es brutal e inhumana, y la mayoría de los supervivientes vuelven enfermos y destrozados, física, espiritual y psicológicamente.”

Las Hermanas de la Santa Cruz trabajan para curar y rehabilitar a quienes se sienten destrozados. Una vía de defensa y apoyo es el tiempo que dedican en las emisoras de radio locales a debatir cuestiones de justicia social. Los programas de radio describen el delito de la trata de seres humanos e investigan los ardides utilizados para atraer y engañar. Las hermanas esperan contrarrestar así los mensajes que atraen a la gente con falsas promesas de empleos bien remunerados. Los programas también incluyen la posibilidad de llamar por teléfono, lo que permite a las víctimas buscar ayuda y apoyo directamente. En última instancia, los esfuerzos de rescate de quienes son víctimas activas de la trata se realizan con el apoyo de socios ministeriales. A los supervivientes se les proporciona un espacio seguro y se les aloja en un centro de rehabilitación con recursos que incluyen asesoramiento, apoyo médico y alimento espiritual.

Las Hermanas de la Santa Cruz son sólo un modelo de esta labor de justicia social. VIVAT International, de la que la Congregación es miembro, ha dado prioridad a los esfuerzos de colaboración para denunciar la trata a través de la educación, los foros y la defensa. La participación de VIVAT en los esfuerzos de las Naciones Unidas para erradicar la pobreza extrema y empoderar a las mujeres repercute directamente en el objetivo común de acabar con la trata. En su discurso a los participantes de la Conferencia Internacional sobre la Lucha contra la Trata de Personas, el Papa Francisco dijo: “La trata de personas es una herida abierta en el cuerpo de la sociedad contemporánea, un flagelo en el cuerpo de Cristo”. En este mismo espíritu, con la intercesión de Santa Josefina Bakhita, la humanidad está llamada a mirar las heridas abiertas de las personas que sufren abuso o coacción y ver una invitación a restaurar la dignidad humana a través de la oración, la escucha, la defensa y la acción.

Elizabeth Palmer, Asociada de Justicia, Hermanas de la Santa Cruz

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.