La Cumbre de los ODS: Mantener la promesa y reafirmar los compromisos

En septiembre de 2015, los líderes mundiales de las Naciones Unidas adoptaron el documento “Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para los Objetivos de Desarrollo Sostenible”. La Agenda 2030 es un compromiso global para implementar 17 Objetivos y 169 metas de Desarrollo Sostenible. También proporciona un marco para el seguimiento y la revisión de la implementación.

Como parte de este marco de seguimiento y revisión, la ONU creó un mecanismo llamado Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible (HLPF). El FPAN se lleva a cabo cada año en julio bajo los auspicios del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) y cada cuatro años a nivel de jefes de estado y de gobierno bajo los auspicios de la Asamblea General de las Naciones Unidas, también conocida como la Cumbre de los ODS.

La Cumbre de los ODS

Marcando la mitad del camino hacia la Agenda 2030, la Asamblea General de las Naciones Unidas convocó la Cumbre de los ODS los días 18 y 19 de septiembre de 2023. La cumbre llevó a cabo una revisión integral de los progresos de los ODS y respondió al impacto de las crisis múltiples e interrelacionadas que afectan los objetivos de los ODS. Asimismo, proporciona orientación política de alto nivel sobre acciones transformadoras y aceleradas que conduzcan a la fecha límite de 2030 para alcanzar los ODS.

La Agenda 2030 es una promesa que todos los gobiernos han hecho en las Naciones Unidas a todas las personas y al planeta para respaldar la prosperidad, promover la paz y mantener alianzas para que nadie se quede atrás. En el punto medio de la implementación de los ODS, la promesa está en riesgo. En abril de 2023, el Secretario General de la ONU publicó un informe especial sobre el progreso de los ODS, que muestra que el 15% de los ODS sólo están en camino, mientras que el resto está estancado o incluso en retroceso.

En la sesión inaugural de la Cumbre de los ODS, el Presidente de la AGNU, S.E. Dennis Francis, destacó tres grandes desafíos que comprometen el progreso de los ODS. Entre ellos se incluyen la pandemia de COVID-19, el cambio climático y la guerra en Ucrania. Para abordar esos desafíos, instó a los líderes mundiales a tomar medidas transformadoras con compromisos audaces con los ODS.

De cara a siete años de implementación de la Agenda 2030, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, propuso un plan de rescate para acelerar el progreso de los ODS. Incluye movilizar al menos 500 mil millones de dólares anualmente para el desarrollo sostenible y fortalecer el apoyo a la seguridad alimentaria, la energía, la digitalización, la educación, la protección social, el empleo decente y la biodiversidad. También sugiere cambiar el enfoque de las Revisiones Nacionales Voluntarias hacia la rendición de cuentas de los compromisos asumidos en la Cumbre y recordar a los gobiernos nacionales que cumplan el objetivo de destinar el 0,7% del Ingreso Nacional Bruto (INB) a la asistencia oficial para el desarrollo en 2024. Para acelerar el progreso de los ODS, el Secretario General de la ONU instó al Fondo Monetario Internacional (FMI) a reestructurar la deuda en términos más largos y asequibles y desarrollar propuestas concretas para reformar la arquitectura financiera global. Finalmente, enfatizó que los líderes mundiales que asistirán a la COP28 deben sugerir planes concretos para apoyar a los países en desarrollo en una transición justa a la energía renovable y poner en funcionamiento el fondo para pérdidas y daños.

Declaración Política

El resultado de la Cumbre de los ODS es una Declaración Política en la que los gobiernos reafirman sus compromisos políticos para implementar eficazmente los ODS y tomar medidas para el cambio climático. La Declaración afirma el compromiso compartido con los ODS, destaca los avances, las brechas y los desafíos y establece un llamado a la acción.

La Declaración Política comienza con una declaración del compromiso compartido de los líderes. Los gobiernos reafirman su intención de implementar eficazmente la Agenda 2030 y sus ODS. También reafirmaron que la Agenda 2030 sigue siendo la “hoja de ruta general” no solo para lograr el desarrollo sostenible sino también para superar las múltiples crisis actuales.

La Declaración proporciona una actualización sobre el contexto en el que tuvo lugar la segunda Cumbre de los ODS. Los líderes hablan de cambios drásticos desde la primera Cumbre de los ODS en 2019, principalmente la pandemia de COVID-19 y sus impactos a largo plazo, el cambio climático y los conflictos armados. Señalan una mayor desigualdad exacerbada por una solidaridad debilitada y una falta de confianza para superar estas crisis de manera conjunta. La Declaración expresa además una profunda preocupación por el aumento del déficit de financiación.

La Declaración hace un llamado a la acción para “hacer girar nuestro mundo hacia 2030”. Consiste en una serie de compromisos de los gobiernos, desde la pobreza, la alimentación y el hambre, y la igualdad de género hasta la educación, la brecha digital, el agua, la salud, las ciudades y los asentamientos; desde el consumo y la producción, la energía y la reducción del riesgo de desastres hasta el clima, la biodiversidad, la desertificación, los océanos y la contaminación plástica; desde la transferencia de ciencia y tecnología, los datos, la integración de políticas hasta la financiación para el desarrollo.

Avanzando

Plan de rescate, corrección de rumbo, aceleración y cambio radical son las palabras que la gente escucha a menudo durante la Cumbre de los ODS. Las palabras, en el mejor de los casos, expresaron el “estado de ánimo” y la dinámica promedio de lo que ha sucedido con los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la primera mitad de la implementación de la Agenda 2030.

De cara al futuro, debemos reafirmar el compromiso de implementar los ODS de manera efectiva para hacer de las promesas de los ODS una realidad y una fuente de esperanza para la riqueza de las personas y el planeta. Además, necesitamos reformar sustancial y rápidamente la arquitectura financiera internacional que, en palabras del Secretario General de la ONU, “sigue siendo disfuncional, obsoleta e injusta”. Finalmente, superar los principales desafíos que enfrenta el mundo, entre otros, el cambio climático y las tensiones geopolíticas, los conflictos y la guerra en particular, son condiciones esenciales para que la Agenda 2030 sea exitosa.

Paul Rahmat SVD

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.